5 formas de convertirse en un líder de cambio eficaz | Vistage Perú5 formas de convertirse en un líder de cambio eficaz | Vistage Perú

5 formas de convertirse en un líder de cambio eficaz

GESTIÓN DE TALENTO

Es posible que hayas escuchado el término «líder de cambio», pero ¿sabes qué implica realmente este estilo de liderazgo? Ser un líder del cambio significa que, como Director Ejecutivo, tienes la capacidad de inspirar y motivar a tus empleados incluso frente a cambios rápidos e incertidumbre; eres adaptable y puedes detectar la marea del cambio y responder de manera adecuada. La realidad para los Directores Ejecutivos de hoy en día es que deben ser capaces de adaptarse al cambio y, además, hacerlo rápidamente.

Entonces, ¿cómo puede un Director Ejecutivo mantenerse firme y flexible en un mercado competitivo, un panorama económico, una cultura en el lugar de trabajo… en constante cambio? Empieza por comprender las ventajas del liderazgo del cambio y pon en práctica algunos de los hábitos efectivos de los líderes del cambio, que se describen a continuación. Muy pronto, tú y los miembros de tu equipo seréis en agentes de cambio.

Características de un líder de cambio eficaz

El cambio a menudo se discute desde un punto de vista técnico; me gusta hablar sobre el cambio y cómo se relaciona con la curiosidad. Siento que si no tienes curiosidad, no estás cambiando. Un verdadero líder del cambio practica la curiosidad y se siente cómodo desafiando el status quo. Saben que la curiosidad es la clave para la innovación y para promover un cambio positivo, por lo que fomentan una cultura de la curiosidad en su organización. Son capaces de combinar la curiosidad, la humildad y el humor para afrontar el cambio.

Los líderes del cambio también son excelentes comunicadores. Se conectan con sus empleados y saben cómo comunicar de manera eficaz la visión del negocio y la estrategia para lograrlo. Por lo general, los líderes del cambio son comunicadores superiores porque tienen una alta inteligencia social y emocional; están en sintonía con las corrientes subterráneas de cómo se sienten y actúan sus empleados, ya que esto afecta a la salud y vitalidad general de la organización.

Cómo convertirte en un líder de cambio eficaz que hace crecer a las personas y al negocio

1. Practica la humildad.

Cuando de repente me quedé ciego (1), y mi familia, amigos, compañeros de trabajo y la Junta Directiva se acercaron para ayudar, retrocedí pensando que aceptar ayuda sería un signo de debilidad, un signo de mis limitaciones. Si la definición de humildad es “la capacidad de aceptar ayuda”, ciertamente no estaba siendo humilde. ¿Y cómo puedes esperar que tu equipo desafíe el pensamiento actual si no saben que tú eres verdaderamente humilde y que la humildad se extiende a todo el equipo directivo? Los líderes del cambio practican la humildad: y esto va mucho más allá de lo que muchos Directores Ejecutivos piensan.

2. Evalúa, no juzgues.

Cuando surgen nuevas ideas, muchas veces las juzgamos basándonos en nuestras creencias, prejuicios e ideas preconcebidas actuales; esto es mirar hacia atrás. Pero cuando evalúas, te obligas a mirar el potencial de algo, mirar hacia adelante.

Ten en cuenta que existe un riesgo inherente al evaluar solo la primera capa de la cebolla y juzgarla no comestible debido a la piel. Los verdaderos líderes del cambio evalúan el potencial de la versión 2.0 y 3.0 de una idea, situación o escenario antes de llegar a una conclusión al respecto.

3. Espera curiosidad de todos y empieza por modelarla tú mismo.

Habla con los miembros del equipo, haz preguntas y practica una escucha más profunda. Haz esto con los miembros del equipo, otros miembros de Vistage, proveedores, clientes y, sí, clientes anteriores. Lee los Business Journals y únete a la asociación que representa a tu sector. Los líderes del cambio son modelos a seguir para el aprendizaje y la expansión profesional.

4. Espera la iniciativa, o de lo contrario no sucederá nada.

Fíjate en que dije «espera la iniciativa» y no «fomenta la iniciativa». Un líder de cambio espera que los empleados sean proactivos y tomen la iniciativa para ayudar a impulsar el negocio. Realmente creo que alguien que toma la iniciativa pero toma la decisión equivocada es un mejor empleado que uno que no está dispuesto a arriesgarse. Entonces, ¿cómo fomentar la iniciativa sin comprometer los estándares que tienes? Muestra al equipo que fomenta la iniciativa para cambiar el CÓMO pero no el QUÉ hacemos. Sin duda, puedes establecer un proceso para desafiar LO que hacemos de una manera más formal.

5. No te tomes a ti mismo tan en serio.

Muéstrate vulnerable. La vulnerabilidad va de la mano con la humildad, y cuando demuestres estas cualidades, las personas que te rodean se abrirán. Mantén tu firmeza y ten una visión, ¡pero permanece abierto a nuevas ideas, también!

En conclusión, el cambio es difícil. El cambio es perturbador y cuesta. Pero la conclusión es que tú eres el disruptor,  y los líderes del cambio lo son. Los verdaderos líderes del cambio son curiosos, eligen evaluar en lugar de juzgar y pueden virar cuando perciben un cambio de marea. Los líderes de cambio también esperan que todos los miembros del equipo estén comprometidos. Ese compromiso probablemente dará sus frutos en lealtad, avance de ideas y un equipo satisfecho que acepta su liderazgo de cambio.

(1) Sobre el autor

André van Hall es un ponente de Vistage y, como «instigador de la curiosidad», desafía a los directores ejecutivos a ser curiosos, inquisitivos, buscar nuevas respuestas y estar abiertos al cambio. Él cree que la curiosidad conduce a un pensamiento innovador e impulsa a los líderes a ser líderes del cambio a la vanguardia del cambio.

Este artículo se publicó primero en Vistage UK, puedes leer la versión original en inglés aquí.